Ya sea que se trate de insectos voladores, insectos rastreros o roedores, una sola plaga que se ve, se oye o se huele dentro de su restaurante puede ser un factor para que te cierren tu local o fracase tu negocio.

Los restaurantes y bares están a la vista del público. Con los sitios de reseñas cada vez más populares, los restaurantes y bares están siendo juzgados en las redes sociales.

La prevención de plagas en cualquier lugar puede ser toda una empresa, pero cuando se trata de comida, es aún más grave. los asientos y las mesas deben limpiarse y el área debajo o alrededor de la mesa debe barrerse cada vez que se cierre el local. En el área de preparación de alimentos, debe estar atento a migajas salpicaduras y alrededor de mesas.

Mantén los productos alimenticios secos en recipientes de almacenamiento de alimentos bien sellados, ya que las bolsas y cajas son una invitación abierta a las plagas. Se debe usar un revestimiento en todos los botes de basura dentro del restaurante, y deben tener tapas. Otro requisito importante y que a menudo se pasa por alto en el mantenimiento de los botes de basura es mantener el contenedor limpio de cualquier cosa pueda deslizarse.

Las cucarachas, con sus largas antenas y patas peludas, provocan una reacción de asquerosidad para cualquier persona. Transmiten muchos patógenos, como los que causan intoxicación alimentaria, y contaminan los restaurantes con heces, regurgitan alimentos y eliminan exoesqueletos.

Las moscas son una molestia que revolotea y molesta a los clientes como otras plagas, pero pueden hacer tanto o más daño a la seguridad y limpieza de su establecimiento.

Evita multas y el fracaso de tu negocio llamando a: Fumigaciones Rangel.